Beneficios del omega 3 para la ansiedad

Beneficios del omega 3 para la ansiedad

Ya sea por los plazos de entrega en el trabajo o por las expectativas de una crianza perfecta, la gestión de la ansiedad en la sociedad actual puede ser abrumadora. De hecho, casi el 20% de las personas sufre un trastorno de ansiedad. Sin embargo, estudios recientes han determinado que los suplementos como el omega 3 para la ansiedad pueden ayudar a controlar los síntomas, dependiendo de la dosis y la calidad.

¿Cuáles son los signos más comunes de la ansiedad?

Sentirse nervioso o preocupado de vez en cuando es perfectamente común. Sin embargo, cuando estos sentimientos se manifiestan en efectos secundarios psicológicos o físicos graves, pueden controlar nuestro día a día. Muchas personas afirman tener tensión, náuseas, hormigueo en las extremidades, respiración superficial y problemas para dormir. Otros síntomas más graves son las palpitaciones y los ataques de pánico.

No existen exámenes clínicos para determinar los trastornos de ansiedad y, debido a la variedad de respuestas fisiológicas, a menudo se somete a las personas a una serie de pruebas antes de que un médico pueda diagnosticar la ansiedad. Dado que los trastornos de ansiedad pueden estar causados por diversos factores, los tratamientos también suelen funcionar de forma diferente para cada persona.

¿Se puede controlar la ansiedad con omega 3?

Un nuevo estudio -publicado en JAMA Network Open- ha descubierto una relación positiva entre los omega-3 y la ansiedad. Ha descubierto que los suplementos de omega-3 pueden ayudar a reducir los síntomas de la ansiedad en personas con un diagnóstico clínico.

El estudio también demostró que los resultados dependen de la calidad y la cantidad de la dosis diaria de omega-3. En concreto, los investigadores descubrieron que sólo las dosis diarias de al menos 2000 mg tenían un efecto clínico significativo.

No todas las dosis de omega-3 son iguales

Aunque en los estudios de investigación sobre el omega-3 se utilizan a menudo dosis superiores a 2000 mg, muchos periodistas no describen lo que estas dosis significan para los consumidores. 

¿Cuántas cápsulas de aceite de pescado debo tomar al día?

La mayoría de las cápsulas de aceite de pescado normales contienen sólo 300 mg de omega-3 combinado EPA y DHA. Para obtener los 2000 mg diarios, tendría que tomar unas siete cápsulas de aceite de pescado al día.

Cuando el aceite de pescado se presenta en forma de cápsulas, la gente piensa en él como si fuera un medicamento, imaginando que sus siete voluminosas cápsulas proporcionan una dosis enorme. En realidad, una cápsula no contiene mucho aceite, especialmente si se compara con el aceite de pescado líquido. 

¿Por qué el cuerpo necesita una cantidad específica de Omega-3?

Cada uno de los aproximadamente 30 billones de células de nuestro cuerpo tiene una membrana celular, y cada nutriente o señal que llega a la célula tiene que pasar por esta membrana. Gracias a su estructura única de doble enlace, los omega-3 y sus homólogos, los omega-6, desempeñan un papel único al influir en la fluidez de la membrana celular y en la respuesta de la célula a la inflamación.

Durante miles de años, el ser humano evolucionó con una dieta que presentaba una proporción uniforme de omega-6 y omega-3. Sin embargo, la dieta occidental actual contiene una media de 15 veces más omega-6 que omega-3, gracias a los alimentos procesados. 

Esta proporción desigual de ácidos grasos tiene consecuencias, causando estragos en nuestras membranas celulares. De hecho, se cree que este desequilibrio favorece numerosos problemas de salud como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y las enfermedades autoinmunes.

Piénsalo así: Si tuvieras un partido de fútbol con 15 jugadores en un bando y un solo jugador en el otro, añadir uno o dos jugadores más al bando perdedor no ayudaría mucho. Si quieres un partido equilibrado, tienes que dar a ambos equipos el mismo número de jugadores. La misma lógica se aplica a nuestro consumo de omega-3 y omega-6.

¿Cómo una dosis alta de aceite de pescado puede ayudar a la ansiedad?

beneficios dosis omega ansiedad Beneficios del omega 3 para la ansiedad

Para equilibrar el exceso de omega-6 en nuestra dieta, la cantidad extra de omega-3 que necesitamos cada día oscila entre 2000 mg y más. En el caso de ciertas enfermedades (como el cáncer y la artritis reumatoide), los estudios utilizan habitualmente dosis significativamente más altas para conseguir beneficios. 

Hay muy pocas investigaciones que demuestren que pequeñas dosis marcan la diferencia en cualquier enfermedad crónica, incluida la ansiedad.

¿Cuál es el equilibrio óptimo de ácidos grasos Omega-3?

El estudio de la Red JAMA también demostró que los concentrados con alto contenido en EPA, distorsionados químicamente, no funcionaban tan bien como los suplementos que proporcionaban una proporción más uniforme de EPA/DHA. De hecho, los participantes que recibieron suplementos de omega-3 con menos del 60% de EPA tuvieron una mayor reducción de los síntomas de ansiedad que los participantes que recibieron suplementos con más del 60% de EPA.

¿Por qué los concentrados con mayores porcentajes de EPA serían menos eficaces? 

Una de las razones podría explicarse por el hecho de que el «omega-3» es en realidad una familia de muchos miembros; el EPA y el DHA son los dos ácidos grasos omega-3 más abundantes que se encuentran en el pescado, aunque también hay otros.

Los científicos siguen trabajando para descubrir las funciones de todos estos miembros del omega-3. Por ejemplo, los investigadores han descubierto que el EPA es más bien una «grasa circulante» en el plasma y los tejidos, mientras que el DHA es más bien un «bloque de construcción» en la membrana celular. 

El EPA es importante para combatir la inflamación, mientras que el DHA se ha examinado por su papel en la salud del cerebro, el esperma y los ojos.

Aunque tienen funciones diferentes, estos ácidos grasos omega-3 actúan conjuntamente de forma sinérgica de maneras que aún no comprendemos del todo. Esto podría explicar por qué -cuando las empresas farmacéuticas presentan fórmulas de omega-3 con proporciones desiguales de EPA/DHA- no debería sorprendernos que su uso a largo plazo no sea óptimo.

La calidad del aceite de pescado juega un papel importante en la eficacia

Si no está satisfecho con los resultados de sus cápsulas de aceite de pescado, la respuesta puede estar no sólo en la cantidad que ha tomado, sino también en la calidad de su dosis. Las mayores quejas sobre los suplementos de aceite de pescado giran en torno al olor y el sabor. 

Si alguna vez ha sentido un fuerte olor a pescado o ha experimentado un desagradable eructo a pescado, es muy probable que su suplemento se haya oxidado, aumentando los riesgos para la salud en lugar de los beneficios.

Artículo traducido y adaptado de Omega 3 Innovations

Si quieres conocer mas sobre los beneficios del aceite de Omega 3 te dejo estas fuentes de información: