Los beneficios del omega 3 para el ojo seco

Los beneficios del omega 3 para el ojo seco

Cualquier persona que sufra de síntomas de ojo seco debe  tomar suplemento de omega 3. Esto debería añadirse al uso de lágrimas artificiales y otras medidas que te mencionamos en el siguiente artículo. Ingresa aquí.

Sabemos que llevar una dieta equilibrada es una de las mejores cosas que podemos hacer por nuestro cuerpo y nuestra mente. Sin embargo, nuestra ajetreada vida moderna lo hace difícil, por lo que a menudo aumentamos nuestra dieta con suplementos alimenticios. Pues bien, la salud de los ojos también depende de nuestra dieta. Hay pruebas significativas de que los aceites omega-3 son beneficiosos para el tratamiento de los síntomas del ojo seco.  

En Nueva Zelanda se recomienda que los adultos tomen dos raciones de pescado azul a la semana para obtener suficientes ácidos grasos omega-3.

Pero si no se puede comer pescado azul dos veces por semana, se puede encontrar omega-3 en suplementos dietéticos; ya sea de origen animal, como el krill, el salmón u otros aceites de pescado, o de origen vegetal, como el aceite de linaza o de cáñamo. Cualquier persona que sufra de síntomas de ojo seco debe tomar suplemento de omega 3. Esto debería añadirse al uso de lágrimas artificiales y otras medidas para el control de la afección. 

¿Qué es el Omega-3?

Los Omega 3 y 6 son grasas poliinsaturadas, un tipo de grasa que el cuerpo no puede producir. Si su cuerpo no puede fabricar estas grasas, tiene que recogerlas de los alimentos que consume.

La dieta occidental típica contiene más grasas omega-6 de las necesarias y no suficientes grasas omega-3. Los alimentos que suelen tener un alto contenido en ácidos grasos omega-6 son los alimentos procesados, el tofu, los frutos secos, las semillas y la carne.

Hay muchos tipos de Omega-3 en nuestro cuerpo, pero los cuatro Omega-3 relevantes para esta discusión son; ALA (ácido alfa-linolénico), SDA (ácido estearidónico), EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico).

El ALA y/o el SDA se encuentran principalmente en aceites vegetales como el de linaza, soja y canola. El DHA y el EPA se encuentran en el pescado y otros mariscos.

El cuerpo humano no puede producir ALA, por lo que debe obtenerlo de los alimentos que consume. Su cuerpo puede convertir algo de ALA en ADE, EPA y luego en DHA, pero sólo en cantidades muy pequeñas. Por lo tanto, la forma más fácil de aumentar los niveles de SDA, EPA y DHA es tomarlos directamente de los suplementos o alimentos, en lugar de esperar a que se conviertan.

Alimentos naturalmente ricos en ácidos grasos Omega-3 EPA y/o DHA

Pescados grasos como el salmón, el atún, la caballa, las sardinas, las anchoas, la lubina, la trucha, las ostras y las gambas. Los alimentos de origen vegetal incluyen algas marinas.

Alimentos naturalmente ricos en ácidos grasos ALA y/o SDA Omega-3

Semillas de lino, semillas de chía, semillas de cáñamo, nueces, nueces pecanas, alubias edamame, alubias rojas, coles de bruselas y aceite de algas.

¿Por qué es importante el Omega-3?

importancia omega ojo seco 1 Los beneficios del omega 3 para el ojo seco

Los niveles de omega-3 son especialmente altos en la retina (ojo), el cerebro y los espermatozoides. Los omega-3 EPA y DHA pueden ayudar a mejorar la producción de aceite de Meibomio del ojo, que es un componente clave de nuestras lágrimas, al tiempo que reducen la inflamación de las superficies que cubren el ojo y los párpados.

Los omega-3 también aportan calorías para dar energía al cuerpo y tienen muchas funciones en el corazón, los vasos sanguíneos, los pulmones, el sistema inmunitario y el sistema endocrino (la red de glándulas productoras de hormonas). Algunas hormonas actúan específicamente sobre los ojos y pueden contribuir a los síntomas de sequedad ocular.

Con tantos suplementos de Omega en el mercado, ¿cómo elegir el mejor para usted? 

Bueno, cuando se trata de los ojos, los Omega-3 que más nos interesan son las versiones EPA y DHA. No todos los suplementos dietéticos de Omega-3 contienen estas versiones particulares de Omega-3.

Los aceites de pescado y de krill tienen tanto EPA como DHA. Mientras que el aceite de pescado se elabora a partir de peces grasos, el aceite de krill se elabora a partir de pequeños crustáceos llamados krill antártico. Como el krill no se puede cultivar y es más difícil capturarlo en la naturaleza, el aceite de krill suele ser más caro que el de pescado.

Hay una pequeña cantidad de pruebas que sugieren que el omega que se encuentra en el aceite de krill se absorbe en el torrente sanguíneo humano más rápidamente que el omega que se encuentra en el aceite de pescado. Por ello, el Centro Oftalmológico Wellington tiende a recomendar los suplementos de aceite de krill en lugar de otros.

Los suplementos a base de plantas, como el aceite de semilla de lino y el aceite de semilla de cáñamo, no contienen EPA ni DHA, pero proporcionan ALA al organismo. El cuerpo convierte alrededor del 15% del ALA en EPA o DHA. Algunos aceites de semillas de cáñamo contienen el ácido omega-3, el ácido estearidónico (SDA). 

El cuerpo humano también puede convertir el SDA en EPA y DHA, al igual que el cuerpo hace con el ALA, pero las primeras investigaciones muestran que la conversión del SDA puede ser más eficiente. Si esto se confirma, entonces el aceite de semilla de cáñamo puede ser más beneficioso para los pacientes con ojo seco que el aceite de semilla de lino.

¿Por qué iba a querer un producto de origen vegetal?

Está claro que los aceites de pescado proporcionarán más EPA y DHA que los suplementos de origen vegetal. Y es el EPA y el DHA lo que queremos potenciar cuando intentamos mejorar la enfermedad del ojo seco. Entonces, ¿por qué elegir una alternativa de origen vegetal?

Los productos de origen vegetal pueden ser veganos y vegetarianos. Compruebe las etiquetas, ya que algunos suplementos de origen vegetal incluyen gelatina y no son aptos para vegetarianos y veganos.

Algunas personas tienen alergias u otras reacciones negativas a los productos a base de pescado.

Los productos de origen vegetal suelen ser más respetuosos con el medio ambiente, ya que utilizan técnicas de fabricación más sostenibles.

Estos productos de origen vegetal también le proporcionan otras grasas omega (Omega 3, 6 y 9). Y aunque los omega 6 y 9 no son tan difíciles de encontrar en nuestras dietas modernas, y tendemos a tener una abundancia de omega 6, siguen siendo importantes para nuestra salud. El pescado y el aceite de krill sólo aportan omega 3.

Dosis

La Organización Mundial de la Salud sugiere que los adultos tomen entre 200 y 500 miligramos (mg) de DHA y EPA al día. Tomar dosis más elevadas no ha demostrado mayores beneficios para la salud.  

Sin embargo, tomar suplementos de aceite de pescado en dosis elevadas puede provocar un ligero aumento del riesgo de fibrilación auricular, hinchazón de las piernas, hemorragias, malestar estomacal y pruebas hepáticas anormales.

Tomar dosis elevadas de algunos suplementos de omega-3 de origen vegetal puede aumentar los niveles de omega-6 por encima de los recomendados, ya que la mayoría de las personas obtienen suficiente omega-6 sin tener que tomar suplementos.

¿Cómo mejoran los omega-3 DHA y EPA la enfermedad del ojo seco?

Hay pruebas que sugieren que el DHA y el EPA pueden mejorar los síntomas de la enfermedad del ojo seco de dos maneras.

La enfermedad del ojo seco es una condición inflamatoria. Cuando las superficies del ojo se secan, se inflaman; esto provoca enrojecimiento, hinchazón, cambios en la estructura de los tejidos del ojo y un cambio en la capacidad del ojo para realizar su tarea. La enfermedad del ojo seco puede afectar a los párpados, la conjuntiva y la córnea.

Los Omega-3 DHA y EPA tienen la capacidad antiinflamatoria, piense en la cadena inflamatoria como en una serie de líneas telefónicas, que van de un poste a otro. Para que el ojo se inflame debe recibir un mensaje a lo largo de esta línea telefónica. Si se puede detener la comunicación que llega al ojo, se puede detener la inflamación. 

Si hay múltiples líneas de comunicación, como ocurre en la cadena inflamatoria, detener una línea ayudará a reducir la inflamación, pero puede que no la detenga del todo. Pero reducir el estímulo de la inflamación facilita que otros tratamientos tengan un efecto positivo.

Aumentar la calidad y/o el volumen de las secreciones de las glándulas de Meibomio

Las secreciones de las glándulas de Meibomio (Meibum) son secreciones aceitosas que se extienden por la superficie de nuestras lágrimas, para evitar que se evaporen. 

Una reducción del volumen o de la calidad del meibum hace que nuestras lágrimas se evaporen más rápidamente, creando un ojo seco e inflamado. Este tipo de enfermedad del ojo seco se denomina Disfunción de las Glándulas de Meibomio.

El meibum se compone de muchos tipos diferentes de lípidos (como grasas, ceras y aceites que no se mezclan bien con el agua) y es producido por las glándulas de Meibomio en nuestros párpados superiores e inferiores. Algunos de estos lípidos son los ácidos grasos Omega-3, 6 y 9.

Para tener un equilibrio correcto de lípidos en nuestro meibum necesitamos una determinada proporción de lípidos polares (anfifílicos) y lípidos no polares (por ejemplo, ésteres de cera y ésteres de colesterol). La disfunción de las glándulas de Meibomio se ha relacionado con cambios en los lípidos que las componen.

Para tener la proporción correcta de lípidos en nuestro meibum, necesitamos ingerir suficiente DHA y EPA. O necesitamos ingerir suficiente ALA o SDA para permitir que nuestro cuerpo convierta las cantidades adecuadas en DHA y EPA. Muchos de nosotros no obtenemos suficiente DHA, EPA, ALA y/o SDA de nuestras dietas, lo que afecta a la calidad de nuestro meibum y posiblemente provoca la inflamación del ojo seco.

Artículo traducido y adaptado de Wellingtone Eye Center

Si quieres saber mas sobre los beneficios del Omega 3 te dejo estas fuentes de información: