Omicron Dephaa nos comparte los beneficios del Omega 3 para las articulaciones

Omicron Dephaa nos comparte los beneficios del Omega 3 para las articulaciones

Probablemente haya oído hablar de los ácidos grasos omega-3, especialmente si padece un tipo de artritis inflamatoria. Ayudan a reducir la inflamación en todo el cuerpo, y algunos estudios han demostrado sus beneficios para la salud del corazón, la función cerebral y la diabetes.

Hay dos tipos principales de ácidos grasos omega-3 en nuestra dieta. Un tipo es el ácido alfa-linolénico (ALA) y el otro es el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA). El cuerpo convierte parcialmente el ALA en EPA y DHA.

Según los Institutos Nacionales de Salud (NIH), el aceite de pescado (EPA y DHA) es el suplemento dietético más utilizado en Estados Unidos. 

Un estudio publicado en la revista Annals of Rheumatic Disease en 2013, descubrió que cuando se añade un suplemento de aceite de pescado en dosis altas a la llamada terapia triple para la artritis reumatoide (metotrexato, sulfasalazina e hidroxicloroquina), los pacientes lograron mejores resultados: tuvieron muchas menos probabilidades de «fracasar» en el tratamiento y el doble de probabilidades de alcanzar la remisión que los que no tomaron un suplemento.

 omicron-dephaa-estudio-omega-articulaciones

Según los resultados de al menos 13 estudios con más de 500 participantes, las personas con artritis reumatoide que tomaron suplementos de omega-3 presentaron una reducción del dolor articular, pero no del daño articular. 

Otros estudios sugieren que los omega-3 pueden ayudar a los pacientes con AR a reducir su dosis de antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Y según la información de los NIH, la administración de aceite de pescado por vía intravenosa reduce la inflamación y la sensibilidad de las articulaciones en las personas con AR.

Hasta hace poco, nadie sabía realmente por qué los omega-3 eran tan beneficiosos. Sin embargo, los investigadores creen haber descubierto el secreto de los ácidos grasos omega-3. Un estudio realizado en el Brigham and Women’s Hospital de Boston reveló que los omega-3 se convierten en compuestos 10.000 veces más potentes que los ácidos grasos originales. 

¿Qué significa esto para nosotros? Entre estos compuestos se encuentran las resolvinas, que ayudan a poner fin a la respuesta inflamatoria del organismo, afirma el investigador principal del estudio, el doctor Charles Serhan, director del Centro de Terapéutica Experimental y Lesiones por Reperfusión de la Facultad de Medicina de Harvard, en Boston.

En un sistema inmunitario sano, el proceso inflamatorio normal repara los daños y protege al organismo de las infecciones. Pero en los tipos inflamatorios de artritis y enfermedades relacionadas, una respuesta inmunitaria hiperactiva conduce a la destrucción de los tejidos. La investigación de Serhan demostró que la misma vía que señala el inicio de la inflamación también incluye un interruptor de apagado. Los omega-3 se convierten en estos compuestos más potentes, frenando este proceso activo y haciendo que se detenga, dice Serhan. Lo que aún no se sabe es qué cantidad de omega-3 se necesita para optimizar la conversión del cuerpo de omega-3 en resolvinas, dice Serhan.

He aquí otras formas en que los omega-3 pueden mejorar la salud, según los investigadores.

Salud del corazón. Las personas con artritis reumatoide tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas, y los omega-3 son quizá más conocidos por su papel en la promoción de la salud del corazón.

Sin embargo, la mayoría de los estudios que confirman los beneficios del omega-3 para el corazón se han centrado en los hombres. 

Así que los investigadores daneses se centraron en las mujeres de entre 15 y 49 años y descubrieron que, durante un periodo de ocho años, las que rara vez o nunca comían pescado tenían un 90% más de problemas cardiovasculares que las que comían semanalmente pescado con alto contenido en omega-3. Sus conclusiones se publicaron en Hypertension: Journal of the American Heart Association.

Pero recientemente, los suplementos de aceite de pescado han sufrido un revés. Un análisis de 18 ensayos controlados aleatorios publicados en importantes revistas entre 2005 y 2012 descubrió que solo dos de los 18 tenían resultados que mostraban que los suplementos de aceite de pescado (comparados con un placebo) ofrecían beneficios a las personas con alto riesgo de sufrir eventos cardiovasculares. Este estudio se publicó en JAMA Internal Medicine en 2014.

Aun así, la información de los NIH afirma que el aceite de pescado reduce los triglicéridos altos (una medida importante de la salud del corazón), y también parece ayudar a prevenir las enfermedades del corazón y los accidentes cerebrovasculares cuando se toma en las cantidades recomendadas. Tenga en cuenta que tomar demasiado aceite de pescado puede aumentar el riesgo de infarto. 

Y si ya toma medicamentos para el corazón, como una «estatina», añadir aceite de pescado puede no ofrecer ningún beneficio adicional. Por lo tanto, es importante que hable con su médico antes de empezar un régimen de aceite de pescado.

Salud cognitiva. El envejecimiento conlleva un mayor riesgo no sólo de dolor articular, sino también de deterioro cognitivo. El papel de los omega-3 en la salud cognitiva no está tan claro como en la salud del corazón, pero aún así hay que tenerlo en cuenta. Algunos estudios han descubierto que -en ratas- una dieta rica en omega-3 retrasa el desarrollo de cambios en el cerebro asociados a la enfermedad de Alzheimer. 

Y un estudio, publicado en el British Journal of Nutrition en 2011, descubrió que tomar suplementos de aceite de pescado reducía la fatiga mental y aumentaba los tiempos de reacción en participantes de entre 18 y 35 años.

La diabetes. Aunque la artritis y la diabetes no están directamente relacionadas, a menudo coexisten. De hecho, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, o CDC, descubrieron que más de la mitad de las personas con diabetes también tienen artritis. Una vez más, los omega-3 pueden ayudar, según dos informes.

Un estudio analizó a más de 3.000 adultos mayores de EE.UU. y descubrió que los que tenían los niveles más altos de omega-3 en sangre, conocidos como EPA y DHA (presentes en el pescado), tenían un tercio menos de probabilidades de desarrollar diabetes en un periodo de 10 años que los adultos con los niveles más bajos. 

Otro informe demostró que, entre 43.000 adultos de Singapur, los que consumían dietas ricas en ALA -el ácido graso omega-3 que se encuentra en los alimentos vegetales- tenían menos riesgo de desarrollar diabetes.

omicron-dephaa-omega-articulaciones

Tanto la Asociación Americana de Dietética como la Asociación Americana del Corazón recomiendan los alimentos en lugar de los suplementos para obtener los beneficios del omega-3. La mejor fuente: el pescado, especialmente el salmón, el atún, las sardinas, la caballa y el arenque. 

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos recomienda dos raciones de pescado a la semana (porciones de 3,5 onzas) para obtener los beneficios de los ácidos grasos omega-3. La forma de preparar el pescado marca la diferencia. 

El pescado asado o al horno parece reducir el riesgo de enfermedades del corazón, pero el pescado frito o los bocadillos de pescado anulan los beneficios del aceite de pescado y pueden, de hecho, aumentar el riesgo de enfermedades del corazón.

Las fuentes vegetarianas de omega-3 son las coles de Bruselas, la col rizada, las espinacas y las verduras de ensalada, las semillas de lino, las semillas de chía y las nueces.

Si opta por suplementos de aceite de pescado o de semillas de lino, asegúrese de elegir una marca que contenga aceites de pescado sin mercurio y consulte a su médico sobre las posibles interacciones con otros medicamentos. Tenga en cuenta también que, dado que el aceite de pescado tiene un efecto anticoagulante, aumentar su consumo más allá de 3 gramos al día podría ser peligroso si ya toma un anticoagulante o una aspirina.

Artículo traducido y adaptado de Arthritis Fundation

Si quieres saber mas sobre los beneficios del Omega 3 te dejo estas fuentes de información:

Omega 3 para la piel

Sanoleo by Omicron Dephaa

Mascarillas con omega 3